Recursos Humanos

Trabajando en equipo

En Laycos creemos que para desarrollar una buena herramienta de trabajo en equipo es crucial que las personas que lo desarrollan formen un equipo unido.

En este artículo planteo algunos aspectos que, en mi opinión, mantienen a un equipo unido, refuerzan las virtudes de los integrantes y mejoran la capacidad del grupo para superar los retos.

Durante años tuve el privilegio de formar parte de varios equipos de trabajo con diferentes objetivos. Desde pequeños con pocos miembros, hasta equipos con decenas de integrantes. Ésto me ha permitido observar aspectos de su funcionamiento que mejoran la unidad y su rendimiento.

En Laycos, de una manera natural, hemos decidido fomentar entre nosotros algunos valores. Éstas son sólo algunas prácticas que llevamos a cabo en el equipo de desarrollo de Laycos, que nos ayudan a mejorar día a día.

No escribo este post con consejos para dirigir un equipo, sino para formar un equipo.


Querer formar parte del equipo


Parece un tópico o algo evidente, pero se trata de la premisa esencial:

Un equipo solo puede ser un buen equipo, si todos sus integrantes quieren formar parte de él, participar en él y ser útil para el resto de los miembros.

En el equipo Laycos tenemos el enorme privilegio de saber que todos nosotros estamos formando parte de un grupo de personas estupendas, con un potencial inmejorable y estamos orgullosos de ello.


Creando identidad


La identidad del equipo es la imagen que genera de sí mismo.

Sus acciones, sus hábitos y rutinas, la actitud. Cada miembro del equipo forma parte de esa identidad y da forma a la misma. La mejor manera de generar una identidad es compartir experiencias entre los integrantes, en Laycos somos proclives a realizar actividades en las que podamos participar todos.


Hábitos compartidos


Uno de los mayores alicientes con los que puede contar un equipo son los hábitos compartidos.

Aunque cada persona tiene sus propios hábitos, formar parte de un equipo nos hace querer compartir momentos y conocer a los demás. Compartir el momento del café puede ser un simple pero poderoso aliado para fomentar los lazos entre el grupo.


Buenas prácticas


Las buenas prácticas son cruciales en las relaciones humanas.

Saludar al llegar, despedirnos en el momento de marcharnos. Si no practicamos estas acciones, nos distanciamos de los demás. Sentirnos cómodos y valorar a cada compañero debe ser inamovible para nosotros. Se trata de un proceso de crecimiento personal, nuestro equipo puede ayudarnos a mejorar. Para nosotros en Laycos se trata de algo normal, casi familiar.


Las diferencias nos hacen fuertes


Un equipo son sus personas, y cada persona puede aportar aquello que le hace único.

Valorar aspectos distintivos de cada integrante por el resto de sus compañeros le dará la capacidad al equipo de poder ser plástico y amoldarse a los diferentes retos que irán surgiendo.

En Laycos somos muy heterogéneos en nuestras habilidades, lo que nos convierte en un equipo potente y creativo.


No competimos entre nosotros


El equipo debe trabajar como una única unidad, la competencia dentro de un equipo puede destruirlo o dañarlo seriamente. Este punto es una extensión del primero, “quiero formar parte de este equipo” y “quiero destacar dentro de este equipo” son frases incompatibles. En Laycos trabajamos para crear algo único y sólo lo conseguiremos trabajando y pensando juntos.


Diciendo nosotros


Cuando la confianza que tenemos en nuestro equipo llega al punto en que nos sabemos capaces y orgullosos de lo conseguido, debemos apartar los egos personales y los logros individuales.

Mostrar nuestro compromiso con el equipo asumiendo los retos, logros y errores como grupo. En Laycos hemos sido siempre equipo y mejoramos unidos cada día para crear la mejor de las versiones de Laycos.

Los equipos evolucionan cada día, no existe una fórmula en la que el equipo sea infalible, es parte del trabajo diario. Una tarea que no conoce de prioridades ni horarios, formar parte de un equipo es un responsabilidad que reporta beneficios que no son cuantificables. En Laycos lo sabemos y cuidamos que sea así cada día, y eso se nota en nuestro trabajo.

Te invito a que nos conozcas y conozcas nuestro trabajo: Descubre Laycos

Author image

Sobre Jose Carlos Cabrera Diepa

Entusiasta y programador de Laycos
  • Las Palmas de Gran Canaria