Red Social Corporativa

Liderazgo y redes sociales corporativas

El objetivo de este artículo es entender la importancia del liderazgo con el ejemplo, por parte de la dirección de una organización, en los proyectos de creación y desarrollo de una red social corporativa.

En todos los proyectos de redes sociales corporativas en los que he tenido la suerte de trabajar, la participación de la alta dirección ha sido una de las claves del éxito o del fracaso del proceso de creación de un espacio de conversación, colaboración y gestión compartida del talento, la información y el conocimiento.

Allí donde había personas de la organización dispuestas a liderar el proyecto, aportando su energía, su tiempo y su ejemplo, esos proyectos alcanzaron los resultados perseguidos.

Por el contrario, en aquellas organizaciones donde el proyecto se percibía como algo que debían hacer otros, pero que no concernía a las personas sobre las que se concentraban todas las miradas, en ese tipo de empresas, el proyecto nunca llegó tan lejos como podría haber llegado.

¿Qué es el liderazgo? ¿Qué significa ser un líder para otros?


Quizás la segunda pregunta es la más acertada para entender qué es el liderazgo, porque un líder no es quien dice serlo, sino aquel a quienes otros identifican como tal.


Los primeros, los líderes que J. Frank Brown define en su libro ‘El líder transcultural’ como ‘linos’ (leaders in name only), son aquellos que confunden liderazgo con ocupar un enorme despacho en la planta noble del edificio de oficinas.

Me gusta la imagen que circula en redes sociales, que diferencia al líder (que literalmente tira del carro, junto al resto del equipo) del ‘lino’ que, subido en el carro, deja que otros tiren de él.

El liderazgo actual ya no va de atalayas desde las que escrutar (en soledad) el horizonte.

El líder verdadero es uno más del equipo: abierto, cercano, dispuesto a aportar a los demás todo lo que sabe, para demostrar al resto que compartiendo el talento, las ideas, los objetivos, las expectativas y los problemas, la organización es más fuerte y está mejor preparada para alcanzar sus objetivos.

Liderar es transformar


Un líder abierto a compartir hace algo que transforma la organización, porque envía mensajes muy potentes, que llegan muy lejos y muy profundo:

  • Compartir es crítico: nuestro talento unido es más valioso que nuestro talento por separado. Cuando sumamos ideas, multiplicamos el conocimiento de la organización.
  • Quiero escuchar: mis ideas mejoran si estoy dispuesto a que otros aporten su visión. La organización se enriquece con las aportaciones de todos, porque mi visión es más estrecha que la visión de todo el equipo.
  • Confío en las personas de la organización y las respeto: por eso apuesto por relaciones bidireccionales, donde todos podemos articular nuestro discurso, escuchar y ser escuchados. Los protagonistas de la misión de la empresa somos todos.
  • Quiero compartir los objetivos: si co-creamos y consensuamos dónde vamos y cómo queremos llegar allí, la implicación de los equipos será mayor, porque la responsabilidad es de todos. Y el éxito también.
  • Quiero que trabajar en esta organización sea divertido: el camino puede ser complejo, pero el equipo es el mejor posible, así que vamos a afrontar esta aventura con optimismo, de forma positiva. Vamos a disfrutar haciendo lo que hacemos porque nos gusta, porque todos creemos en el plan que hemos construido juntos.
  • Quiero estar abierto a cosas nuevas, sin miedo: es difícil olvidar el consejo final de Steve Jobs en su charla en Stanford (stay hungry, stay foolish). Hay que avanzar, hay que explorar. Disfrutemos el camino, soñemos.

Todos esos mensajes forman parte de la manera en la que un verdadero líder decide afrontar el cambio y la innovación en su organización. Y de esas decisiones dependerá su supervivencia. El líder es aquel que ayuda a otros a tener éxito, a sacar lo mejor que tienen en su interior.

Redes sociales corporativas: espacio para liderar con el ejemplo


Por eso, los proyectos de redes sociales corporativas son en muchas ocasiones una oportunidad de reorientar el estilo de liderazgo de una organización.


He tenido la oportunidad y el placer de trabajar con líderes que aprovecharon esos proyectos para fomentar el aprendizaje y el crecimiento de las personas de sus equipos. Líderes que abanderaron el cambio en la forma de trabajar, que representa un espacio abierto y colaborativo. Personas que confiaron en el talento de sus equipos y reforzaron sus capacidades, dando visibilidad a sus logros y a sus avances.

Esos líderes construyeron espacios de trabajo donde todos crecieron, donde todos aportaron y donde todos quisieron estar.

Como Peter Drucker señaló:

La economía del conocimiento actual revierte el equilibrio tradicional de poder y lo aleja de las organizaciones al tiempo que lo acerca a los individuos.

El verdadero líder comprende este punto, entiende que necesita el talento de todos, y es capaz de favorecer un innovador marco de relaciones, comunicaciones e interacciones, donde la suma de todos los miembros del equipo sea el mejor conjunto posible.

Esa es la herencia del verdadero líder.

Author image

Sobre Manuel Gutiérrez de Diego

Socio-director en Socialnautas y Laycos advisory partner